Lanzado en 2013 por Andrea Paltzer, Chureca Chic empodera a mujeres viviendo en el basural más grande de Centro America a través de la fabricación de joyas. Las mujeres de Chureca Chic transforman materiales reciclados del basural en joyas únicas, básicamente dándole vida a sus alrededores abrumadores. Las ganancias de las colecciones de joyas de la compañía son reinvertidos en sus proyectos sociales para expandir sus programas y empoderar a más mujeres. A través de su misión y modelo de negocios, Chureca Chic provee las herramientas para que mujeres como Maricela se sientan empoderadas y en control de sus vidas. Todas las 19,500 joyas ofrecidas por Chureca Chic son los productos de un proceso que les da una voz a las mujeres marginalizadas.