BraveUp, una plataforma móvil que posibilita la inclusión de todos los depositarios en las comunidades escolares, está siendo usada por 15 escuelas y 8 universidades en Chile. La aplicación facilita la comunicación al proveer las herramientas necesarias para el envío de mensajes y difusión de información dentro de la comunidad, y así centraliza la comunicación dentro de una plataforma. Adicionalmente, el equipo psicológico de BraveUp trabaja activamente con las comunidades para prevenir y parar el acoso en las escuelas. La compañía ofrece servicios personalizados contra el acoso para los diferentes miembros de la comunidad: charlas educativas para los estudiantes y familias, talleres y entrenamiento para los profesores, y asesoramiento para los administradores. BraveUp conecta a las comunidades escolares de Chile a través de la tecnología, y al mismo tiempo despierta conciencia sobre el acoso para promover una convivencia saludable y positiva dentro de estas comunidades.